Dos lápices, un relato (33º parte)

¡¡Hola Criaturas!!  Hoy ya es sábado lo que significa una nueva entrega de la sección "Dos lápices, un relato". Como ya sabréis yo escribo un trozo y mi amigo del blog Alquimista de las palabras otro, así que, espero que luego os guste.

-¡¡Tenemos que salir de aquí!!
James volvió a cogerla del brazo y a tirar de ella hacia la salida. "Pero que manía tiene este chico con llevarme arrastras a todos los sitios" pensó ella. Tras salir de la casa, esta se derrumbó. Ninguno de los dos se digno a darse la vuelta para ver si les seguían o si no, lo único que querían era salir de allí de una vez por todas. Sus piernas les llevaron en dirección contraria al bosque por donde habían llegado a ese pequeño pueblo. Corrieron durante lo que ellos creyeron que fueron horas y, cuando estuvieron seguros de que nadie les seguía, decidieron sentarse a descansar un rato.
- Creo que les hemos perdido- dijo Evelyn mientras se tiraba al suelo para descansar.
- Sí, pero no deberíamos confiarnos mucho. Esa mujer guarda más de un as en la manga.
- ¿Qué haremos ahora?
- Lo primero que deberíamos hacer sería buscar algo para comer, luego encontrar un río para poder beber y, después, seguir río abajo hasta llegar a otro pueblo o ciudad.
Evelyn asintió. Tras diez minutos de descanso los dos compañeros se pusieron a buscar algo que llevarse a la boca. 

4 comentarios:

  1. Hola!
    Esta genial el fragmento y me hace tener aún más ganas de leer la novela!
    Un beso :))

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Esta genial el fragmento y me hace tener aún más ganas de leer la novela!
    Un beso :))

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay! Me ha encantado el fragmento *___* dan ganas de leerlo !

    ResponderEliminar

No os vayáis sin comentar porfi
este blog se alimenta de vuestros comentarios.